15
Marzo
2019
|
10:16
Europe/Amsterdam

Entrevista a Alejandro Iranzo de Riquer, presidente de SES (Sociedad Española del Sueño)

#AsómateALaVentana

Con motivo de este 15 de marzo, Día Mundial del Sueño, llega a nuestra sección #AsómatealaVentana Alejandro Iranzo de Riquer, presidente de SES (Sociedad Española del Sueño).

¿Quién es SES y cuáles son sus objetivos?

La SES es una sociedad multidisciplinar que, desde su fundación en 1991, es el máximo exponente para el desarrollo de la investigación y el impulso de la Medicina del Sueño en España y que da amparo a profesionales e investigadores de distintas especialidades como la medicina, la psicología, la biología, la enfermería y los técnicos de polisomnografía. En la actualidad, la SES tiene más de 625 socios.

Entre los objetivos de la SES destacan:

- Profundizar en el conocimiento de la disciplina y difundirlo, así como mantener vivo el debate entre sus miembros.

- Potenciar el desarrollo profesional de sus asociados (con formación, becas, premios, congresos nacionales e internacionales.

- Ofrecer a sus miembros información actualizada del panorama mundial.

- Elaborar directrices y protocolos para el estudio de diferentes patologías a través de los grupos de trabajo

- Servir de fuente de información para pacientes o interesados en el tema.

- Facilitar el contacto con empresas, instituciones, sociedades y los diversos profesionales

¿Cómo influye el impacto de la luz natural en nuestra salud, estado de ánimo y calidad del sueño?

Los hombres duermen en la oscuridad, ya que así hay menos estímulos que nos impidan conciliar el sueño y se secreta la melatonina, una hormona que facilita el inicio el sueño y sincroniza nuestro reloj biológico interno.

La luz tiene una gran importancia en la regulación del reloj interno y de que tengamos un ritmo sueño-vigilia ordenado y estable. En nuestro planeta las horas de exposición a la luz solar cambian a lo largo del día y tiene gran importancia cuándo amanece y anochece. Tanto la oscuridad por la mañana como la luminosidad por la noche retrasan el reloj interno produciéndose un desajuste. Esta desincronización hace que las personas tengan una tendencia a acostarse más tarde por la noche y despertarse más tarde por la mañana. Tras este cambio se tiende a dormir menos tiempo los días laborables y a dormir más los festivos, una situación que puede favorecer un bajo rendimiento laboral y escolar y, de forma crónica, facilitar la aparición de enfermedades asociadas a la falta y mala calidad del sueño.

También se conoce que la luz tiene un efecto sobre el humor. En lugares con poca exposición, solar como en los países nórdicos, la prevalencia de depresión es mayor que en otros lugares de Europa situados en el sur (España, Italia, Grecia).

En este sentido, según el estudio de VELUX The Indoor Generation, pasamos el 90% de nuestro tiempo en lugares cerrados. ¿Qué efectos puede tener esta realidad en la calidad de nuestro sueño?

El estar en lugares cerrados el mayor tiempo del día implica una baja exposición al sol. Aunque esta situación no es determinante, puede predisponer a padecer alteraciones médicas tan importantes y debilitantes como la depresión. Y la depresión suele relacionarse con una calidad baja de sueño, despertar precoz y dormir pocas horas durante la noche.

Según el citado estudio, el aire de nuestro hogar está cinco veces más contaminado que el aire del exterior. Una solución para renovar el aire de nuestra vivienda es ventilar. ¿Están relacionados la calidad del aire que respiramos con dormir y descansar bien?

Sí. No de forma determinante, pero sí que hay cierta relación entre la calidad del sueño, el descanso nocturno y la composición del aire. El ventilar o estar en el hogar al aire libre (terrazas, porches, etc.) es una medida que puede ayudar a mejorar la calidad de vida y la calidad de sueño.

Como curiosidad les diré que el genial escritor Franz Kafka sufría de insomnio y uno de los remedios que ensayó para combatir el insomnio fue dormir con la ventana abierta, incluso los días que nevaba. Además de la ventilación, otros aspectos importantes para conciliar el sueño o tener un sueño de buena calidad son una temperatura y humedad adecuadas, la ausencia de ruidos, y dormir en una cama con un colchón y almohada cómodas.

Los españoles solemos tener cortinas y persianas en nuestra casa. Sin embargo, el resto de europeos optan únicamente por estores. ¿Qué importancia tienen estos elementos a la hora de conciliar el sueño? ¿Instalar persianas en nuestro hogar es sinónimo de un sueño de mayor calidad?

Para dormir debemos estar en oscuridad. Las persianas y unas cortinas gruesas y opacas son más eficientes para evitar pasar el sol que los estores.

La madrugada del 30 al 31 de marzo adelantaremos nuestros relojes una hora. ¿Cuál es la postura de SES ante el debate de un horario único durante todo el año?

El cambio de horario, aunque sea de una hora, altera el tiempo de exposición al sol durante el día y desequilibra al reloj interno, que tarda varios días en volverse a ajustar. Cambiar la hora supone un periodo de adaptación, y es por eso que se elige hacerlo la madrugada de un sábado al domingo. A pesar de ello, no es infrecuente que los primeros días después del cambio de hora algunas personas refieran irritabilidad, falta de concentración, bajo rendimiento laboral e insomnio. Es por ello conveniente no hacer cambios y promover una mayor exposición a la luz natural cuando la mayoría de las personas están trabajando o aprendiendo en la escuela. Esto es lo que ocurre durante el horario de invierno (GMT+1) en contraposición con el de verano (GMT+2).

Estudios elaborados en la Universidad de Murcia indican que el horario de invierno en España es el que permite una mayor sincronía entre la salida del sol y el inicio de la jornada laboral y escolar, y una mayor exposición a la luz solar durante la franja horaria laboral y escolar. El horario de invierno facilita tener más horas de sueño y un despertar más natural coincidiendo con el amanecer. Si hubiese un horario de verano permanente, en los meses de invierno habría falta de luz por la mañana y en los de verano un exceso de luz por la noche, una situación que desajusta el reloj interno y puede provocar bajo rendimiento y vulnerabilidad a padecer enfermedades. En algunas ciudades españolas, un horario de verano durante todo el año supondría que en invierno el amanecer no fuese antes de las 9.30 horas y que en verano el anochecer fuese sobre las 22 horas.

Por todo ello, la Sociedad Española de Sueño aconseja que lo más conveniente para la salud es que exista un horario estable sin cambios durante el año y mantener de forma permanente el horario de invierno (GMT+1). Con ello se consigue una mayor exposición a la luz solar durante la franja horaria laboral y escolar más habitual (de ocho de la mañana a cinco de la tarde), especialmente en las primeras horas de la mañana. Nuestra postura viene avalada por estudios científicos que muestran que el horario de invierno promueve un ritmo biológico más estable que el del verano, mejora el rendimiento intelectual y ayuda a disminuir la aparición de enfermedades como las cardiovasculares, obesidad, insomnio y depresión. El horario de invierno sería el más beneficioso para la población, especialmente para los grupos más sensibles a los cambios de horario y a padecer trastornos del sueño y de la salud como son los niños y las personas de edad avanzada.

¿Cómo definirías VELUX en una palabra?

Una empresa seria implicada en la sensibilización y educación acerca de la importancia de tener una buena calidad de sueño.