03
Abril
2018
|
16:45
Europe/Amsterdam

#Asómatealaventana Entrevista a Jorge Contreras Ubric, presidente de la Asociación de Estudiantes y Jóvenes Arquitectos

Este mes de abril se suma a nuestra sección #Asómatealaventana: Jorge Contreras Ubric, presidente de la Asociación de Estudiantes y Jóvenes Arquitectos​.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Asociación de Estudiantes y Jóvenes Arquitectos se ubica en Granada, ciudad con un imponente conjunto arquitectónico, ¿a qué nivel sirve la luz natural de inspiración a los estudiantes de arquitectura?

Cuando hablamos de arquitectura es imprescindible hablar de luz, como decía nuestro maestro y arquitecto referente del siglo XX, Le Corbusier, “La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz”.

En Granada tenemos un gran legado arquitectónico con su máximo exponente como es el conjunto de la Alhambra, donde la luz, el agua y la vegetación generan espacios ampliamente estudiados a lo largo de los siglos.

La geometría y los materiales dan cuerpo a fascinantes espacios que interactúan con la luz para dejarnos la maravilla que hoy en día conservamos. No debemos olvidar que esas yeserías de las diferentes salas de los palacios nazaríes contaban con intensos cromatismos en sus mosaicos ¿Imaginas cómo sería visitar la sala de Embajadores con su impresionante colorido y luz tamizada en algún día del siglo XIV?¿Ver el reflejo en la alberca del Patio de Arrayanes?

Estudiar en Granada es sin duda ya de por sí una clase magistral, no solo de arquitectura patrimonial, sino que tenemos también interesantes ejemplos de arquitectura contemporánea que toman la luz como idea central de proyecto, como es el caso del edificio que cariñosamente llamamos ‘el cubo’ que como su arquitecto Alberto Campo Baeza dice, es un ‘Impluvium de Luz’.

Desde la Asociación tenéis una estrecha vinculación con la Universidad de Granada, por lo que sois plenamente conscientes de los planes de estudio que se están aplicando actualmente, ¿por qué materias, valores y tendencias se está apostando en estos centros de estudio? ¿Cómo serán los arquitectos del futuro?

Interesante pregunta sobre la que trabajamos intensamente desde la asociación ‘El futuro del Arquitecto’. Concretamente celebramos ahora a mediados de abril el III Congreso Nacional del Futuro del Arquitecto en el que hablamos con todo el colectivo sobre la profesión, la formación del arquitecto y las nuevas perspectivas de la arquitectura.

Desde mi perspectiva, la formación del arquitecto cumple unos requisitos muy interesantes que nos permiten hablar de una formación única y de gran actualidad. Cada día más hablamos en el contexto europeo de la necesidad de formar en capacidades o ‘skills’ más que en conocimiento acumulado, y es lo que hoy en día nos demandan las empresas. La formación del arquitecto aglutina dos componentes muy interesantes, que son la innovación y creatividad, y el rigor científico que nos permiten afrontar problemas complejos de diferente índole y procedencia de una manera integral. Y este último periodo de recesión económica ha sido ha puesto en evidencia nuestra capacidad de adaptarnos a nuevos contextos y afrontar nuestros retos.

Respondiendo a la pregunta de las materias por las que se está apostando, no podemos obviar que las universidades están haciendo un grandísimo esfuerzo por alcanzar la velocidad de los cambios que se están llevando a cabo (que son muy rápidos), sobre todo en el campo de las herramientas informáticas. Y es que si algo está revolucionando la arquitectura hoy en día, es la manera en la que la materializamos.

Como coordinador general de Estudiantes, ¿cómo valoras el nivel de los estudiantes de arquitectura y futuros profesionales respecto a otros países? En España, ¿qué tipo de trabajo realizarán los nuevos arquitectos?

En España tenemos una peculiaridad que no se da en otros países y es que el Arquitecto es diseñador y es técnico. Nuestra formación nos permite concebir un edificio desde su forma hasta la estructura, como respira, como se abriga, como abre sus ojos y hacia dónde. Los arquitectos en otros países no pasan de los bocetos, lo que significa una grandísima diferencia. España siempre ha estado a la cabeza en producción arquitectónica de primer nivel.

Los nuevos arquitectos nos planteamos muchas incógnitas debido a la situación del mercado, donde cada vez es más difícil hacerse un hueco y al fin y al cabo, vivir de tu trabajo. Pero la diversificación está permitiendo que se encuentren nuevas vías, sobre el futuro de los arquitectos más mayores que no están sabiendo adaptarse hay más sombras que luces, al fin y al cabo los jóvenes que entramos ahora en el mercado tenemos capacidad de adaptación, podemos pivotar y encontrar nuevas vías de negocio, emprender y formarnos en tecnologías nunca había sido tan fácil, somos nativos digitales.

El International VELUX Award, IVA, es un premio pensado para que los estudiantes de arquitectura sean conscientes de la importancia de la luz natural y la incluyan en sus proyectos, ¿cómo crees que influye la incorporación de este elemento en una construcción?

Lo hemos visto en las nuevas regulaciones que están saliendo del Parlamento Europeo, como es el caso de la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios que nos avisa de que el 40% del consumo energético en la zona euro es debido a los edificios y propone medidas muy importantes para el diseño de los edificios. Los edificios de nueva construcción deben ser de consumo de energía casi nulo, siendo obligatorio para edificios públicos a partir del 31 de diciembre de 2018.

Esta directiva nos dice que la eficiencia energética de los edificios debe calcularse ‘no solo las características térmicas, sino también otros factores que desempeñan un papel cada vez más importante, tales como las instalaciones de calefacción y aire acondicionado, la utilización de energía procedente de fuentes renovables, los elementos pasivos de calefacción y refrigeración, el sombreado, la calidad del aire interior, la adecuada iluminación natural y el diseño del edificio.’

La inclusión de la luz natural en la arquitectura no debe ser solo un privilegio del buen diseño arquitectónico, sino un derecho de sus habitantes a disfrutar de espacios confortables, porque no hay buen diseño sin luz.

El premio IVA es una muestra de que VELUX se preocupa por acercarse a los “arquitectos del mañana”, ¿cómo ves este tipo de iniciativas por parte de las marcas? ¿Son muchas las empresas de construcción que apuestan por proyectos pensados para los estudiantes?

Cada vez más, las empresas se interesan por estar en contacto con la universidad y los futuros arquitectos. Desde luego si a lo largo de mi etapa como universitario (que no son pocos años en esta carrera) he conocido los productos de VELUX y los he implementado en un proyecto a través de un concurso, aprendiendo como se emplean, el día de mañana tendré a VELUX como referencia conocida para afrontar los proyectos ‘de la calle’.

Es tanto positivo para la marca como para el estudiante que puede aprender y darse a conocer ya en una etapa inicial.

¿Qué otras acciones crees que debemos realizar las marcas para acercarnos a los arquitectos del futuro?

El contacto directo con asociaciones, fundaciones y agrupaciones, y con sus actividades, aporta valores positivos de marca. Al fin y al cabo los estudiantes nos movemos mucho en estos entornos y tenemos una relación muy fluida con todo el colectivo, por lo que estar al tanto de lo que hacen y participar en sus actividades de una manera u otra da mucha visibilidad.

El lema general del premio IVA para estudiantes de arquitectura es "La Luz del Mañana", ¿cuál es para ti “La Luz del Mañana” en el mundo de la arquitectura?

Sin duda la Luz del Mañana es una actitud, un sentimiento y una posición ante la vida: abrir ventanas. Yo siempre lo he dicho, estudiamos en una etapa difícil, las personas que te encuentras hoy en las escuelas de arquitectura, tenemos un componente vocacional fuerte y las ideas claras.

A parte yo siempre he aplicado esta filosofía en mi vida, no he esperado a que me digan por donde caminar, he abierto las ventanas que me han hecho falta, porque para mirar más allá nos hacen falta más ventanas, expandir nuestros horizontes, atrevernos a tomar las riendas. A parte de estudiar la carrera de arquitecto he desarrollado una actividad intensa de representación en muchos organizamos tanto regionales, como nacionales e internacionales y eso me ha dado una visión muy amplia de lo que quiero para el futuro; lo único que necesitas: atreverte a abrir la ventana.

Está demostrado que la presencia de luz natural en zonas de estudio y trabajo hace que seamos más productivos, ¿crees que la incorporación de este elemento es una asignatura pendiente o se ha apostado por ella en Universidades y Escuelas de Arquitectura?

Cada día conseguimos avances y posibilidades que antiguamente difícilmente podías conseguir con unos costes controlados. Cada día conseguimos incorporar más perspectivas al proyecto gracias a herramientas más desarrolladas, la sociedad de la información nos permite vivir conectados, aprender a mucha más velocidad y compartir.

Yo he estudiado en la Escuela Técnica Superior de Granada, un edificio que a pesar de ser una rehabilitación ha incorporado magistralmente la luz en todos sus espacios. La intervención del arquitecto Victor López Cotelo obtuvo el premio nacional de arquitectura 2015 y os invito a que la visitéis para observar el resultado.

¿Con qué valores identificas la marca VELUX?

Dese que conocí VELUX, su asociación con el concepto de ático reformado me ha dado muy ‘buenas vibraciones’. Y es que la posibilidad de habitar un espacio que antiguamente estaba destinado a cubrir el edificio, abrigar y en algunas ocasiones almacenar trastos, es muy potente.

Antiguamente los áticos eran la zona más barata dado que eran los espacios más difíciles de acceder, con peor aislamiento (calor en verano y frio en invierno) e incluso la posibilidad de tener humedad por estar justo bajo cubierta, pero hoy en día son el objeto del deseo, con espacios singulares, de diseño y más demandados.

Sin duda el avance tecnológico ha permitido cubiertas más eficientes, con aislamientos e impermeabilizaciones más desarrolladas, y también la posibilidad, como no, de tener una ventana al mundo desde las alturas de tu dulce hogar.

VELUX ha permitido abrir ventanas a nuevos mundos y esa es la actitud ¿no crees?