22
Junio
2017
|
16:34
Europe/Amsterdam

¿No has dormido bien?

download

Cómo dormir mejor

“Numerosos estudios muestran que la calidad de nuestro sueño está estrechamente relacionada con nuestra salud y nuestro bienestar. Pero no necesitamos que los científicos nos lo digan, es algo que sentimos. Los europeos parecen estar de acuerdo, considerando que un buen sueño es el aspecto más importante para tener energía y gozar de buena salud. A pesar de esto, casi ocho de cada diez personas no tienen condiciones óptimas de sueño en casa, y lo que es aún más preocupante es que se hacemos pocos intentos por mejorarlo. La razón es probablemente que para muchos es difícil definir qué significa tener buenas condiciones a la hora de dormir. Pero el camino hacia un mejor descanso no debería ser complicado.”, afirma Jens Christoffersen, como experto en Investigación sobre la luz natural, la energía y el clima interior del Grupo VELUX.

Sueño y sensación de bienestar

La calidad de nuestro sueño tiene un impacto significativo en nuestra salud. De hecho, se ha demostrado que los europeos que tienen condiciones óptimas para dormir en sus dormitorios, son un 50% más propensos a gozar de buena salud y a sentirse con energía durante todo el día. Al mismo tiempo, se ha relacionado el mal sueño con un mayor riesgo de accidentes de trabajo y dificultades para tomar decisiones, lo que genera un menor rendimiento laboral.   Dormir bien resulta crucial para nuestra calidad de vida y nuestro bienestar. Sin embargo, resulta asombroso que el 77% de los europeos no tengan condiciones óptimas de sueño en su hogar, lo que representa una amenaza para la salud y es probable que los deje sin energía. Aún más sorprendente es que muy pocas personas hagan el esfuerzo por mejorar el confort en su dormitorio, lo que plantea la siguiente pregunta:   ¿Cuáles son las mejores condiciones para dormir y qué se puede hacer para crear un ambiente óptimo para un buen sueño en casa?

El oscurecimiento para un buen sueño

Varios estudios han confirmado que hay una relación directa entre la oscuridad en el dormitorio y un buen sueño. Esto se debe a la forma en que nuestros ojos y el cuerpo reaccionan ante la exposición de la luz y de la oscuridad, y estas reacciones se dan constantemente, incluso cuando no somos conscientes de ello. Nuestros ojos y nuestro cuerpo no sólo reaccionan a la luz del día cuando estamos despiertos, sino también mientras dormimos. Por ejemplo, la luz procedente de las farolas de la calle puede impedirnos llegar a la etapa de sueño profundo, que es en la que nuestro cuerpo se restaura por completo. Idealmente, esta etapa debe constituir el 15-20% del sueño total de los adultos durante la noche.   Noches más oscuras, días más brillantes   Tanto la exposición a la luz natural durante el día como la oscuridad durante las noches tienen un efecto beneficioso en nuestro bienestar. Cuando tenemos suficiente oscuridad en nuestro dormitorio a la hora de dormir, nuestra receptividad hacia la luz del día aumenta, lo que significa que nos sentimos más enérgicos. Esto es porque el contraste entre la luz del día y la oscuridad, armoniza nuestro reloj biológico, instándonos a estar más activos durante el día y tranquilos durante la noche.   Los amaneceres tempranos que se dan en verano ponen en riesgo la calidad de nuestro sueño, ya que nos despiertan demasiado pronto. Por lo tanto, la capacidad de oscurecer el dormitorio resulta idónea para un sueño completo y tranquilo.

Reducción de aire y calor

Además de la oscuridad, la ventilación y las temperaturas adecuadas aumentan las posibilidades para tener un sueño reparador. La mayoría de los estudios demuestran que la ventilación es también esencial para una buena noche de sueño como también lo es un buen clima interior. Ventilar la habitación antes de dormir o dejar una ventana ligeramente abierta puede marcar la diferencia. Las temperaturas, por su parte, no deben ser demasiado altas. Una habitación que está demasiado caliente puede afectar a la calidad del sueño, ya que la fase de sueño profundo se acorta.  

Por dónde empezar

El Grupo VELUX ofrece una amplia gama de cortinas y persianas, que favorecen el oscurecimiento y la reducción de calor. Las cortinas VELUX se adaptan perfectamente a todas las ventanas VELUX y son fáciles de instalar, gracias a su sistema de instalación Pick&Click TM.